d@ diario de agradecimientos desktop
d@ diario de agradecimientos mobile

"Tu segunda vida empieza cuando descubres que solo tienes una." Raphaëlle Giordano

Esta frase resume el proceso de muchas de las personas que he conocido en su desarrollo personal.
Esa segunda vida, en mí, se empezó a fraguar a raíz de un accidente de coche que me llevó a estar un mes en el hospital sin poder levantarme de la cama.
Cuando salí del hospital fui a ver a una persona que ya conocía de antes y que sabía que me podía ayudar a recuperar la movilidad en la pierna. Esa persona, llamada Croy, resultó ser más que un fisioterapeuta, era una persona muy desarrollada interiormente.
Lo primero a lo que me invitó fue a realizar un curso alfa de control mental. Para mí fue algo impresionante. Se trabajaba mucho con el equilibrio de los dos hemisferios del cerebro y refuerzos positivos. Descubrí que el mismo poder que tenía para encontrar cosas negativas, estresarme, enfadarme, frustrarme, culpar, lamentarme… lo podía utilizar para encontrar cosas positivas, relajarme, tomarme las cosas con calma, animarme, encontrar soluciones, descubrir todo lo bueno que tiene mi vida… Me di cuenta de que

ser feliz era una decisión

!! Y me puse a trabajar con intensidad.
En el primer nivel de desarrollo que trabajé, conocí al maestro de Croy, Sagi, y uno de los primeros trabajos que me puso fue comprar un diario y escribir cada día, sin falta, cinco cosas por las que estaba agradecido ese día. Y aquí empieza la historia del

diario de gratitud

, en 1998. Sagi me dio un primer agradecimiento que tenía que poner siempre: “Gracias a la vida porque tengo otro día”. El resto era cosa mía.
La verdad es que los primeros días me costaba un montón encontrar las otras cuatro cosas que anotar en el

diario de gratitud

, pero la persistencia y el compromiso férreo que tenía, y tengo, con mi desarrollo personal, me hizo en poco tiempo encontrar las cuatro cosas sin esfuerzo, e ir ampliando a más. Descubrí por el camino que en las cosas pequeñas está la magia de la vida y que incluso lo que no me gustaba y no hubiera agradecido nunca, me ayudaba de alguna manera y encontraba algo por que agradecerlo.
Este trabajo, si lo haces en serio, te transforma totalmente. Con hacerlo en serio me refiero a constancia para hacerlo todos los días, confianza en que es algo bueno, curiosidad por descubrir nuevas formas de agradecer, hacer el esfuerzo de encontrar el lado positivo a cualquier cosa, porque lo tiene, y sobre todo, ser totalmente responsable de todos tus actos.
Me di cuenta de que todo lo que hago, lo hago porque quiero… todo. Mucha gente me dice, que ellos hacen cosas por obligación y que si pudieran, no las harían, pero algo que aprendí en este camino es que la honestidad con uno es lo más importante, y si soy honesto conmigo mismo sé que todo lo que hago lo hago porque quiero, si de verdad no quisiera, no lo haría, asumiendo las consecuencias que puedan venir después, total responsabilidad. Totalmente responsable de mi vida.
Todo esto, gracias a ese trabajo de reflexión diaria que acabó extendiéndose a mis 24 horas del día. Y claro, con tanto que agradecer, ya no me daban las hojas de papel del

diario de gratitud

, con lo que decidí hacerme una web y empezar a escribir los agradecimientos en ella, donde no tengo límites. Así empezó diariodeagradecimientos.com
Como utilizo Duolingo para practicar idiomas y me gusta la forma amena que tiene de empujarte a practicar todos los días, decidí también incluir esa metodología en la web, y poder ver los agradecimientos que llevo registrados, retarme a hacer un mínimo de agradecimientos diarios como meta para continuar mi racha diaria, avisarme por mensajes de que me toca sentarme a reflexionar… Y así lo utilicé unos días hasta que en una conversación con mis amigos Sergio y Paco, me dijeron que estaría bien que lo pudieran utilizar más personas y como ya estaba hecho, decidí abrirlo.
O sea, que muy ilusionado con que las personas entrenen la gratitud, porque una conclusión que deduzco de mi experiencia es que la gratitud, como un músculo, se entrena, y si se entrena con constancia, te llena de abundancia, y cuanta más gente estemos encontrando todo lo bueno que tiene nuestra vida, en vez de enfocarnos en lo no tan bueno, más subiremos el nivel de conciencia.
Un fuerte abrazo a tod@s y empezad hoy mismo a entrenar la gratitud. Día que pasa, día que se debilita. Día que practicas, día que se fortalece. La gratitud, como la felicidad, es una decisión. Tú decides.

Jose Maria Palacios

Si te apetece, comparte tus reflexiones rellenando el siguiente formulario para que aprendamos todos.

Jose María Palacios





© 2017-2018 Jose María Palacios desde España


Imagen de fondo propiedad de Patrick Neufelder en pixabay
Colaboración SEO con Add URL
Colaboración SEO con Free SEO Tools